O Forno de Catuxa

ChArmINg COTtaGE iN LugO History, authenticity, eternity

ChArmINg ViLlaGE HoUSe iN LugO History, authenticity, eternity

BLoG

Noche de San Juan: Meigas y fuego purificador

Galicia vive y bebe de tradiciones centenarias. Las leyendas y las tradiciones mágicas entreveran nuestra historia y nuestra vida. Y nos gusta que así sea. 

En O Forno de Catuxa vamos a rememorarlas  y a revivirlas.

Una especial es la noche de San Juan, la madrugada del 23 al 24 de junio en la que las hechiceras hacen conjuros y brebajes, queman hierbas purificadoras e invocan a los espíritus del bosque, solicitando protección.

Por estos pagos se dice que es una noche de meigas en la que se juntan el más allá y el mundo terrenal, el momento de espantar malos espíritus y el mal de ojo. La noche para invocar la buena suerte, las buenas cosechas y la fertilidad.

Esa noche se celebra el solsticio de verano y las hogueras iluminan la oscuridad como antorchas prendidas en medio de la nada. Como símbolos de fin de ciclo y de renacimiento. En torno al fuego poderoso se repite la liturgia año tras año y se lanzan a la hoguera las peticiones para poner fin a todo lo malo y para que, desde sus cenizas, igual que ave fénix, surja el bien.

Es una noche para vivirla intensamente. Si estás por aquí podrás hacerlo con nosotros: saltar la hoguera, tomarte una queimada después de escuchar un escalofriante conjuro y …, lavarte la cara con el agua mágica de San Juan.

 Pero si no estás ese día y quieres que lo hagamos por ti, te proponemos un plan:

Durante todo el año tendremos un buzón para que puedas depositar las peticiones que quieres quemar esa noche mágica. Puedes meterlas en un sobre cerrado. Solo te pedimos que nos dejes tu correo electrónico en un lugar visible. Recogeremos todas las peticiones y las echaremos a la hoguera por ti. Y te enviaremos un video para que compruebes que hemos cumplido  escrupulosamente tu voluntad.

Llamas de fuego, purificad

Llegad a la luna a quien reclamo

en esta noche mágica:

Amor

Fortuna 

Y felicidad

SiGuE LeyENdO